cultura, economia, finanzas, Mercado de capitales, mercados financieros, sociedad

Los (otros) indicadores para medir el alcance de la crisis

Articulo publicado por The Wall Street Journal elaborado Por Justin Lahart y Kelly Evans, relacionado con la crisis financiera. Es interesante aprender sobre estos temas, ya que, nos ayuda a desarrollar intuicion sobre el funcionamiento de la economia, y como esta influye en los mercado bursatil.  Este es un ejemplo de analisis fundamental.


OCTOBER 29, 2008, 4:34 A.M. ET

En medio de la tormenta financiera global, los economistas están pasando apuros para medir la magnitud de la caída de Estados Unidos. Mientras las medidas clásicas como el Producto Interno Bruto y las cifras mensuales de empleo proveen tomas instantáneas sobre lo que ha pasado, esos indicadores dicen poco sobre el futuro. Los expertos están recurriendo a otras medidas, menos obvias, como las tasas de viviendas vacantes o las bolsas extranjeras, en busca de pistas para determinar cuándo la economía pasará el capítulo de la crisis.

La actual desaceleración parece que será peor que las recesiones de 1990-1991 y 2001. Los bancos están otorgando menos crédito, los consumidores están gastando menos, las compañías están despidiendo a trabajadores a raíz de la reducción de sus ganancias, y los problemas inmobiliarios que provocaron toda esta debacle persisten. He aquí un vistazo a cinco áreas que los economistas estudian y las señales que observan.

Bancos

El plan del gobierno estadounidense de inyectar US$250.000 millones en instituciones financieras así como sus garantías sobre préstamos interbancarios han aliviado en algo el estrés en los mercados de crédito. En una señal de que los bancos son menos reacios a prestarse entre sí, la tasa de préstamos interbancarios de Londres (Libor) ha caído de manera significativa en las últimas dos semanas. Aun así, sigue siendo históricamente elevada en comparación con la tasa de la Reserva Federal de EE.UU. Futuros declives en la Libor serán un indicador importante de que la crisis de crédito se está amainando.

Inmuebles

El mercado de bienes raíces jugará un papel clave en la relajación de los estándares de crédito. Mientras los precios de las viviendas sigan cayendo, más propietarios de casas deberán más en sus hipotecas de lo que valen sus casas. Eso sugiere un panorama en que más hipotecas resultarán impagas y los prestamistas mantendrán la cautela. A lo largo del segundo trimestre, el índice nacional S&P Case-Shiller de precios de viviendas estaba 18% por debajo de su tope de 2006. La clave de cuánto más caerán los precios de las casas, señala el economista de Goldman Sachs Jan Hatzius, es la rapidez con la que EE.UU. pueda absorber el exceso de casas vacías. A principios de 2005, el 1,8% de viviendas no alquiladas estaba desocupado y esperando venderse. La Oficina del Censo reportó ayer que la tasa de vacantes en el tercer trimestre de este año se ubica en 2,8%.

Consumidores

Los temores en torno a la economía han hecho que los consumidores sean más reacios a abrir sus billeteras. El consumo contribuye más de dos tercios del crecimiento de EE.UU. y no ha bajado, según cifras trimestrales, desde fines de 1991. Pero es muy probable que ese derroche en el gasto haya terminado en el período de julio a septiembre, pronostican los economistas, arrastrando con ello el crecimiento económico.

Un índice que sigue las expectativas de los consumidores, desarrollado en conjunto por Reuters y la Universidad de Michigan, puede ofrecer pistas sobre a dónde se dirige el consumo. Tras precipitarse en junio a su nivel más bajo en 30 años, el indicador dio señales de mejoría a medida que los precios del petróleo y del gas bajaron de sus niveles más altos. Pero esta mejora fue apabullada este mes cuando las condiciones económicas y financieras empezaron a empeorar.

Una señal de que la actitud de los consumidores mejora es su disposición a comprar productos caros como autos, muebles, electrodomésticos y electrónicos, categorías que fueron fuertemente vapuleadas en los últimos meses cuando los requisitos de préstamos se volvieron más estrictos.

Empleos

Es probable que los estadounidenses no realicen compras grandes hasta que no divisen un panorama más prometedor en el mercado laboral. Las cifras de empleo y la tasa de desempleo son indicadores tardíos, que muestran los cambios mucho después de los sucesos.

Muchos economistas siguen con mayor atención el informe semanal del Departamento de Trabajo de EE.UU. sobre las solicitudes para asistencia por desempleo. La lógica dice que cuando las solicitudes permanecen por encima de 400.000, la economía está al borde de una recesión. Eso empezó a verse en julio. La última cifra disponible sobre solicitudes semanales es de 478.000.

Acciones

Las empresas juegan un papel primordial en el futuro laboral. Si están preocupadas por las pérdidas, es más probable que recorten puestos a que hagan nuevas contrataciones. El mercado bursátil, pese a todas sus imperfecciones, constituye uno de los mejores indicadores de la salud corporativa. Millones de inversionistas se dedican a tratar de descubrir a dónde se dirigen las ganancias, y sus opiniones quedan reflejadas en los precios. Sin embargo, en un momento en que la salud de las compañías depende en gran medida del clima económico global, puede que concentrarse en el Promedio Industrial Dow Jones no aporte la lectura más precisa.

[crisis]
Standard

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s